29.3.11

-1999 - URBÁN/Galería Kreisler/Madrid.

EL CONSTRUCTIVISMO INTERIOR DE URBÁN
Texto publicado en El Punto de las Artes/Febrero 1999.

La obra plástica de Urbán (Elche, 1958) posee un discurso coherente en su modo de ensamblar las formas, a través de un constructivismo subjetivo, donde va combinando diversos materiales y engarzando las diversas piezas de sus composiciones, casi siempre con el riguroso equilibrio del que sabe ordenar con criterio arquitectónico o musical las distintas partituras de un pensamiento que revela una gran aventura interior. Desde 1980, este artista ilicitano ha expuesto individualmente en diez ocasiones, y ahora celebra su primera muestra en Madrid, tras haber recibido varios premios y menciones en certámenes y bienales de la Comunidad Valenciana.

Como muchos creadores contemporáneos,  Urbán planea materializar en sus creaciones un curioso juego de la teoría de los contrarios: abierto-cerrado, vacío-lleno, las partes y el todo, la música y el silencio, y lo hace dando a la madera un papel decisivo en su obra, a veces puliendo su superficie de forma minuciosa o mezclándola con polvo de mármol que le ayuda a fijar la pátina del paso del tiempo, y lo hace subrayando su fina sutileza y un tratamiento matérico que me recuerda el magisterio informalista de Lucio Muñoz. Este joven artista sabe alternar una abstracción, donde se afirma la importancia de la madera, a veces raspada o pulida, con ligeras incisiones, y esos listones que separan sus formas circulares y que nos sitúan en unos paisajes bidimensionales de gran fuerza emotiva.

En su obra evoca una representación de nuestro mundo, a través de una mirada libre como queda patente en las piezas que cuelgan en Kreisler. En "Semilla del silencio", su lirismo le lleva a plasmar un juego de círculos y esos trozos de papel sobre la madera, con un cromatismo suave y levemente diluido, característico de toda su obra. En su íntimo "Manual de asombros XXV", breve y delicada pieza, combina planos regulares e irregulares y muestra como la madera se va engarzando con gran perfección. Sabe sugerir la fuerza del viento en ese paisaje abstracto que titula "Y me salpicarán tus huracanes" y sintetizar el orden del universo en "Asomándose a un encuentro", con una escala de reminiscencias musicales.

Algunas de las obras presentadas en la exposición.

186 "Semilla del silencio" 120x120
Técnica mixta sobre tabla. 1998
Colección particular/Madrid.



141 "Que este instante sea eterno" 100x100
Técnica mixta sobre tabla. 1998
Colección particular.



197 "Y me salpicarán tus huracanes" 50x50
Técnica mixta sobre tabla. 1999
Colección particular.

164 "Manual de asombros XI" 20x20
Técnica mixta sobre tabla. 1998
Colección particular.

199 "Manual de asombros XXV" 20x20
Técnica mixta sobre tabla. 1999
Colección particular.

187 "El peso de las sombras" 100x100
Técnica mixta sobre tabla. 1998
Colección particular.


188 "Tatuaje del aire" 100x100
Técnica mixta sobre tabla. 1998
Colección particular.

189 "Memoria suspendida III" 50x50
Técnica mixta sobre tabla. 1998
Colección particular.