2.10.12

- EXPOSICIÓN EN GALERÍA KREISLER .


 Del 20 de Septiembre al 6 de Noviembre de 2012.





Portada catálogo.

Imágenes de la exposición.











Reseña publicada  en infoENPUNTO Períodico de Arte y Cultura.

Enlace a InfoENPUNTO


AMALIA GARCIA RUBÍ 
Galería Kreisler, la forma esencial en la obra de Ramón Urbán
La búsqueda de un lenguaje que aúne pureza formal e intensidad emocional viene siendo uno de los desvelos del artista plástico contemporáneo desde que el cubismo y ya antes el simbolismo primitivo de los nabis describiera como verdadero arte aquel que nace de la síntesis expresiva de línea, forma y color. Para Ramón Urbán, escultor y pintor o pintor y escultor, como se quiera, es evidente que estas conquistas prevanguardistas parecen aún vigentes al menos en lo esencial de su obra. Nada como echar una ojeada a sus últimas creaciones basadas en el círculo como punto de partida, para decubrir en qué medida la forma perfecta juega un papel primordial en su discurso. Ese eterno retorno que representa la esfera, con todo lo que encierra de misterio teogónico, principio y fin de cuánto existe, halo de misteriosa sacralidad, etc., aparece una y otra vez interrumpido por irreverentes fuerzas de tangencia ya sea explícita o imaginariamente representadas mediante la línea recta. Mucho hay de juego geométrico, simetrías o asimetrías, concavidades y convexidades, curvas y rectas, espacios llenos e intersecciones de vacíos elocuentes, en unas esculturas pintadas donde aflora contínuamente la metáfora, el verso. Murmullos de silencio, Recolector de sueños, Estación de paso, son algunos de los títulos que Ramón Urbán otorga a sus piezas, dotadas de esa sencillez aparente del artista que domina el medio, la materia.

Es precisamente en la coexistencia entre la rotundidad del dibujo espacial limpio, de cierta frialdad incluso, y la huella intensa o suave de la pintura que presta calidez y ornamento a la forma elemental, donde se establece el interesante diálogo de estas obras. Las variaciones entorno al círculo y el rectángulo apenas cambian sus dimensiones de una a otra pieza, y las sombras que los distintos volúmenes y relieves proyectan sobre las superficies pulidas de la madera coloreada, barnizada, abrillantada o matizada en sutiles gradaciones cromáticas, configuran en esta última exposición de Ramón Urbán en Madrid un conjunto plástico tan armónico y homogéneo como rico en matices tanto en lo conceptual como en lo estrictamente formal.

Ramón Urbán (Elche 1958) es hoy uno de los artistas más apreciados del ámbito levantino, cuya obra expone  de manera regular en Madrid. es portador de una trayectoria amplia que se proyecta más allá de las fronteras regionales y nacionales hacia mercados de USA y Europa, estando presente en destacadas ferias internacionales de arte contemporáneo desde los años 80. Su obra obra forma parte en la actualidad de diversas colecciones públicas y particulares.





Reseña publicada en la web ARTEGALERÍA.COM

Enlace a ARTEGALERIA.COM
EMMA GARCIA
Las "Banderas de nadie" personalizadas por Ramón Urbán
La forma, el color y la armonía acompañan la técnica mixta a partir del material de la madera del artista Ramón Urbán (Elche, 1958) con su actual "Banderas de nadie". La exposición, que hasta el día 30 estará abierta en la Galería Kreisler, de Madrid.

Un colección en la que predomina la línea recta, la geometría, la simetría, y la tonalidad de los colores empleados en la materia clave: la madera. Una interacción entre el ojo humano y el papel que juega la creatividad de Ramón Urbán, se establece mediante estas banderas sin dueño, como dice él "de nadie", expuestas a lo largo de toda la pared en horizontal de la Galería Kreisler.

La materia prima es la madera, en la que como toque final el artista la ha barnizado, matizado y abrillantado tras haber coloreado aquellas formas rectangulares, cuadrangulares y circulares en esta exposición de 21 piezas. La gran mayoría, de forma cuadrangular. La paleta de colores desde los más cálidos hasta los más fríos pero en la gran mayoría se decanta por uno, para elaborar esta técnica mixta; entre el pigmento y la materia.

578 Banderas de nadie XII, 80x80.
Banderas de Nadie VIII, de 80 x 80 con una tonalidad verde y el rectángulo más estrecho que el grande situado por detrás. Bandera XI del mismo tamaño y esta vez con un círculo verde también situado en el epicentro. Bandera XII, Bandera XIII...Así ha mezclado y bautizado el pintor estas Batallas, victorias y derrotas. Son el reflejo de esta mezcla de composiciones a partir de diferentes tipo de madera. Un collage plástico pero que sigue la orden de la línea formal, en la que se aprecian los distintos contrastes de volúmenes, y relieves. Una clara armonía conceptual pero con ese punto místico que el artista plantea subjetivamente y que cuestiona al receptor del lenguaje visual. Ese juego alterno entre el rectángulo y la esfera, crea una sensación clausurada de las sombras, pero una narrativa de cada siglo por cada una de estas "Banderas de nadie".

Con esta colección el escultor y pintor alicantino crea la sensación de querer representar lo que él define o entiende con el término bandera. Lo que todos y cada uno de los países disponemos de un modo simbólico con color. Pero, ¿Y de forma individual? ¿Quién no querría ser el creador y artista de su propia bandera que representase su personalidad? Ramón Urbán, con imaginación, arte, técnica y belleza lo ha conseguido en estas Banderas: "Banderas de nadie".



Diario
EXPANSIÓN
Viernes, 5 de Octubre de 2012

Cerrando el círculo.
La Galería Kreisler expone hasta el 31 de octubre obras del autor Ramón Urbán. En ellas predomina el círculo como elemento esencial de la obra de este pintor y escultor, uno de los artistas más apreciados en EEUU y Europa. Murmullos de silencio, Recolector de sueños, Estación de paso, son algunos de los los títulos elegidos por Ramón Urbán para explicar su mundo conceptual basado en la sencillez de la forma.        Galería Kreisler. C/ Hermosilla, 8. Madrid. del 20 de Septiembre al 31 de Octubre.