12.3.11

- REVISTA NIKKEI ART / JAPÓN. SEPTIEMBRE 1996.

La revista mensual Nikkei Art es una prestigiosa revista editada en idioma japonés, que recoge información de todo el mundo relevante por su calidad. Está dirigida principalmente a coleccionistas de arte.






Traducción del reportaje.
Urbán, 1958, es un artista natural de Elche, sureste de España, de formación autodidacta. Influencias de otros artistas como Lucio Muñoz o Gerardo Rueda, dos artistas contemporáneos que como él utilizaban la madera en sus obras.

En el año 1982 gana un áccesit en la Bienal de Onteniente/Valencia. En 1983 ganó el premio del concurso de pintura que organiza la Fundación Eusebio Sempere, en el año 1980 tuvo lugar su primera exposición individual, exponiendo desde entonces con regularidad en la región valenciana. Esta es su primera exposición individual en Barcelona.

Urbán siempre trabaja con maderas, pulidas unas, otras viejas y troceadas, pero siempre con diferentes calidades y aspectos. Las viejas aparecen en ocasiones quemadas, perforadas por supuestos clavos oxidados y revelan el contacto con otros materiales.

Contemplando la obra del artista podemos apreciar la forma en que trabaja los distintos elementos de una forma casi intuitiva. A veces sus maderas recuerdan a los restos que podemos encontrar en una playa después de un naufragio, otras veces parecen las secuelas de un traslado o mudanza. También nos recuerdan sus maderas a los restos de las grandes hogueras que son costumbre en su tierra natal. Nos produce la impresión de que estos restos que llegan a su estudio por diferentes conductos se instalan dentro del marco encajando perfectamente y produciendo una amplia gama de sensaciones, adquiriendo así toda su grandeza.

La sala de exposiciones con las obras de  Urbán colgadas, produce una visión muy vanguardista y contemporánea, pero en ningún momento resulta fría, al contrario el espacio se convierte en cálido y acogedor. Flota en el aire una sensación de templanza producto de la combinación de trozos antiguos con su pasado a cuestas visible en los restos de su anterior utilidad y la emoción fluida con que el artista realiza sus trabajos.